Mordisco

Un restaurante-jardín cubierto, cocina abierta todo el día.

El Mordisco es inconfundible por ser una antigua casita en el Pasaje de la Concepción, con palabras verdes mordidas en su fachada.

Puedes sentarte en la barra, comer en la terraza cubierta de cristal o en la misma casa.

En el primer piso hay un bar con sofás y una chimenea. Un ambiente cálido para entre horas o eventos.

Mantiene el mismo ambiente y espíritu desde hace 30 años. En las fotografías de las paredes podrás ver algunas de las historias de este local, que fue un conocido punto de encuentro en la mítica Barcelona de los años 80.

También encontrarás una pequeña selección de nuestros productos para solucionarte desde un aperitivo a una cena en casa.